CONFLICTO LABORAL: Según el diario digital Cronica La Roda, el Equipo de Gobierno y Policía Local intentan acercar posturas in extremis

38
  • Crónica de La Roda - El periódico digital de La Roda
  • Cuatro concejales –sin la presencia del alcalde- mantuvieron el miércoles un encuentro con una amplia representación de la plantilla policial y el lunes volverán a reunirse
  • Pese a todo, la intención del gabinete municipal es que el nuevo anexo al acuerdo marco que regula el trabajo de la Policía Local entre en vigor en enero de 2013, haya o no consenso
  • Los policías insisten en que este gran problema de seguridad lo ha generado, única y exclusivamente, la incompetencia de Vicente Aroca
http://cronicalaroda.es/2012/12/13/equipo-de-gobierno-y-policia-local-intentan-acercar-posturas-in-extremis/

La falta de agentes de la Policía Local en las calles de La Roda –desvelada hace meses por este periódico- preocupa, y mucho, en el seno del Ayuntamiento. Los policías han renunciado por escrito a seguir haciendo horas extraordinarias y cambios voluntarios de turnos, debido a la deuda que el consistorio mantiene con la plantilla y a la nueva regulación laboral que pretende imponerles. Eso ha provocado que, desde hace tiempo, no puedan cubrirse todos los turnos ya que hay seis agentes que, por diversas razones (excedencia, tareas administrativas, unidad rural…) no prestan servicio en las calles de La Roda. La plantilla reclama que vuelvan a hacerlo, como solución a un problema que está poniendo en riesgo la seguridad de los ciudadanos.

Según ha podido saber CRÓNICA DE LA RODA, el pasado miércoles se produjo una importante reunión para intentar solucionar o, al menos, paliar los efectos de esta guerra abierta. A ella acudieron en representación del equipo de Gobierno cuatro concejales: Constantino Berruga, Aurelio Alarcón, José María Alarcón y Delfina Molina; que se reunieron con una amplia representación de la plantilla de la Policía Local, en concreto con ocho agentes. En el encuentro, según las fuentes consultadas, “hubo un acercamiento de posturas”. El equipo de Gobierno se comprometió a estudiar el cuadrante presentado por la plantilla, donde se garantiza un mínimo de dos agentes por turno, y la petición de aumentar los 72 euros brutos que se propone pagar a los agentes que trabajen los sábados por la noche. Además confirmó que uno de los agentes que no patrullan las calles –el de la unidad rural- volverá a hacerlo.

No hubo visos de acercamiento, sin embargo, en otro de los temas más peliagudos: el de la cobertura de eventos. El próximo lunes a partir de las 9:30 de la mañana se reanudarán las negociaciones con otra importante reunión. Pese a todo, el equipo de Gobierno ya ha advertido: quiere que el nuevo anexo al acuerdo marco comience a aplicarse a partir de enero de 2013, haya acuerdo o no.

Indignación con la actitud de Vicente Aroca y Constantino Berruga

Pese a estos intentos de acercamiento in extremis, el malestar en la plantilla de la Policía Local con el alcalde, Vicente Aroca, –llama la atención su ausencia en estas reuniones- y con el que parece alcalde de facto, Constantino Berruga, sigue siendo considerable. Recientemente, a través de un nuevo comunicado remitido a los medios, han mostrado su indignación por unas declaraciones de Berruga en la televisión local. Lo acusan de intransigente, de no decir la verdad y de dirigirse a los ciudadanos como si lo estuviera haciendo a una clase de párvulos. Insisten en que la única responsabilidad de este conflicto la tiene el equipo de Gobierno por sus recortes en seguridad: se solucionaría, si volvieran a las calles los seis agentes que no patrullan, según la plantilla.

Para la Policía Local es intolerable que se le acuse de abusos nunca demostrados y que sea Constantino Berruga –que cobra más de 65.000 euros al año de dinero público– el que hable de una plantilla “muy bien pagada”. Vicente Aroca, por su parte, percibe 75.000 euros anuales por su labor como político.

Además, los agentes reiteran que la creación de la figura de Coordinador de Seguridad supondrá un gasto innecesario por atribuirse funciones que ya debe desarrollar el jefe de la Policía Local. Finalmente, recuerdan que el ratio de policías por cada 1.000 habitantes oscila en La Roda en torno a 1,1, mientras que la legislación europea sostiene que ha de ser de 2,3. “Sin ir más lejos, Villarrobledo, con sólo 10.000 habitantes más que La Roda, tiene más del doble de policías patrullando las calles”, señala este comunicado.