CONFLICTO LABORAL LA RODA (AB): La Roda volvió a quedarse sin servicio de Policía Local durante el fin de semana.

44
  • Durante la tarde del sábado y del domingo no hubo ningún agente de servicio y la presencia de la Policía Local durante la romería fue mínima
  • El alcalde ha comparecido para acusar a los policías de dejar al pueblo sin un servicio fundamental y anunciar sanciones
  • En pleno proceso negociador del futuro acuerdo marco, desde la Policía se asegura que el equipo de Gobierno pretende imponer recortes de hasta el 40% en horas extras y complementos y denuncian agravio comparativo con el resto de funcionarios

http://cronicalaroda.es/2012/06/11/la-roda-volvio-a-quedarse-sin-servicio-de-policia-local-durante-el-fin-de-semana/

Era una bomba de relojería y, finalmente, ha explotado. Desde el Ayuntamiento ya nadie puede ocultar lo que CRÓNICA DE LA RODA lleva contando desde hace muchos, muchos meses: una tensión creciente entre la mayoría de los agentes de la Policía Local de La Roda y el equipo de Gobierno. Esos desencuentros continuos han provocado que este fin de semana, los más de 16.000 habitantes de La Roda no hayan contado, apenas, con servicio policial. Y el alcalde ha dicho basta.

A primera de este lunes, Vicente Aroca –con semblante muy serio- ha comparecido ante los medios de comunicación para dar la noticia, que su gabinete ha resumido en este titular: “La Policía Local deja sin servicio al pueblo de La Roda durante parte del fin de semana”. El primer edil, acompañado por el concejal de Personal, Aurelio Alarcón, ha anunciado que “durante la tarde del sábado y toda la mañana y tarde del domingo, incluido el operativo especial previsto con motivo de la romería de la Virgen, no hubo prestación de este servicio por parte de la Policía Local, excepto dos policías que fuera de su jornada se prestaron a colaborar en el amplio dispositivo que desarrolló ayer domingo Guardia Civil, Cruz Roja y Protección Civil, más el apoyo de un helicóptero”.

INDISPOSICIONES Y BAJAS REPENTINAS

Según ha relatado Aroca, tras tener conocimiento que durante el fin de semana se producía una carencia de personal en la prestación de este servicio –con varios agentes indispuestos o causando baja repentina- el alcalde firmó un decreto “dando orden a la jefatura de policía para el nombramiento de agentes que cubrieran este servicio”. Primero, según la versión del primer edil, el jefe de la Policía Local telefoneó uno por uno a todos los agentes designados para prestar dicho servicio y en repetidas ocasiones, ninguno atendió la llamada. “Ante estos hechos, el notificador oficial del Ayuntamiento se desplaza personalmente a los domicilios de los policías para hacerles entrega de una carta notificada en la que se les da orden de incorporación al servicio. En unos casos no le abren la puerta; en otros, la familia o familiar que abre la puerta no acepta la notificación; e incluso es algún policía el que rehúsa firmar la carta notificada. El proceso se repite hasta tres veces con un intervalo de dos horas, obteniendo siempre idénticas respuestas. Finalmente, en algunos casos se hace imposible hacer entrega de dichas notificaciones”, ha contado Aroca. “También se enviaron sms a los móviles de los policías y no obtuvimos respuestas”.

“Esos hechos tienen que saberlos los ciudadanos, que son quienes pagan los impuestos y, por tanto, tienen el derecho de saber lo que ocurre”, ha asegurado Vicente Aroca.

REUNIÓN CON PSOE E IU Y POSIBLES SANCIONES

Durante su comparecencia, el alcalde ha anunciado que “se tomarán medidas” contra los agentes que han protagonizado este episodio. “Ya estamos estudiando, con la ayuda de juristas, si se ha cometido alguna falta y, en caso de que proceda, se incoará el correspondiente expediente sancionador”.

El alcalde, además, ha convocado una reunión con los portavoces de PSOE e IU “para intentar consensuar un mapa de ruta y un cuadrante de servicios acordes con las necesidades actuales, así como contemplar la idoneidad de nombrar a una persona de consenso que sirva de gestor y con poderes delegados por Alcaldía para un mejor y más eficaz funcionamiento del servicio de la Policía Local”.

A preguntas de los medios de si había algún motivo para esta conducta, ya que se sabía que se estaba en pleno proceso de estudio y negociación del acuerdo marco, el alcalde señaló que “aún no se ha empezado a negociar el Acuerdo Marco y aunque se envió un borrador a todos los grupos políticos, ciertos errores en la redacción del documento han pospuesto la reunión prevista con grupos políticos y sindicatos”.

Pero insistió que “no es la primera vez que se produce este tipo de conducta por parte de la Policía Local y que en esas ocasiones anteriores no había un Acuerdo Marco de por medio que negociar”. Lo que Aroca no dijo es que en esos episodios estaba, de por medio, la deuda que el Ayuntamiento mantenía con muchos agentes –de hasta 6.000 en algunos casos- y que ya se ha empezado a saldar. No obstante, apuntó que “la seguridad de nuestros vecinos y su responsabilidad como profesionales y miembros del orden que se deben a la salvaguarda de la ciudadanía debe estar por encima de todo lo demás y, sobre todo, en jornadas como la de ayer en la que se producen concentraciones de entre 8.000 y 10.000 personas”.

CAMBIO DE ESTRATEGIA

Sin duda, esta comparecencia supone un cambio radical en la estrategia mantenida hasta ahora por el equipo de Gobierno. Hasta ahora, cada vez que CRÓNICA desvelaba un problema con la Policía, desde el Ayuntamiento se intentaba tapar primero y minimizar después. Pero el conflicto, la guerra abierta –término que, en privado utilizan en el Ayuntamiento- ha llegado a un punto en el que es imposible esconderla. Y Aroca ha sido consciente de ello.

Así ha contado CRÓNICA DE LA RODA el conflicto entre la Policía Local y el equipo de Gobierno: