La policía local de Badajoz trabajará más al reajustar su jornada, vacaciones y asuntos propios.

166

El Plan Operativo de Recursos Humanos permitirá ganar 4.841 horas anuales, equivalentes a casi 37 agentes más. La aprobación está a expensas de que el ayuntamiento encuentre la vía legal ante la falta de acuerdo sindical.

Con el reajuste de las jornadas, los días de asuntos propios y las vacaciones previsto en el Plan Operativo de Recursos Humanos de la Policía Local de Badajoz que tiene sobre su mesa la concejala del área, Mari Paz Luján, se conseguirían, sin incrementar la plantilla actual, 33.900 horas más anuales, es decir, 4.842 jornadas más de las que se realizan en la actualidad, lo que supone un incremento del 19%, equivalente a la contratación de 36,86 policías más.

Estos serían los resultados del plan ya confeccionado y que iba a ser aprobado el lunes pasado pero, en el último momento, CSI-F (cuyo voto es imprescindible para que el ayuntamiento cuente con la mayoría por ser el sindicato mayoritario) cambió su postura y se opuso a apoyar un acuerdo que se llevaba negociando desde septiembre.

El año pasado la Administración local y los sindicatos se comprometieron a iniciar una negociación que incluyese el Reglamento de Régimen Interno (del que carece ahora la Policía Local de Badajoz), la modificación del Reglamento de Segunda actividad, la nueva plantilla de jornadas y vacaciones, así como las modificaciones normativas necesarias, englobados en el Plan Operativo de Recursos Humanos, cuya finalidad es una mejor organización de los efectivos, dado que en la situación actual no se puede incrementar la plantilla.

Los motivos que llevaron al ayuntamiento a diseñar este plan operativo es la merma en la capacidad operativa de la Policía Local, debido a que cada vez hay más actividades que requieren presencia policial, a la evolución de las competencias de este cuerpo, las reformas legislativas en materia de tráfico y seguridad vial, la extensión geográfica con un aumento del 14% de las vías urbanas desde 1999 y el aumento del régimen de descanso. A todo ello se sumó la obligación impuesta por una sentencia del 2011 del juzgado de lo contencioso que reconoció el derecho de los agentes que ingresaron en el 2007 a percibir el complemento específico en su integridad, sin deducir el concepto de factor de adaptación a las normas marcos de la Junta (esto hace que los más antiguos cobren menos que los nuevos).

Por un lado se ha confeccionado el Reglamento de Organización, Estructura, Funcionamiento y Régimen Interno de la Policía Local, del que se carecía en Badajoz, que establece las normas de funcionamiento (estructura de organización, equipos, formación, régimen disciplinario, honores y distinciones…) para este cuerpo específico haciendo una trasposición de las leyes nacionales y autonómicas que le incumben.

Al mismo tiempo se modifica el Reglamento de Segunda Actividad para adecuarlo a las nuevas necesidades para hacerlo más operativo para el ayuntamiento. En la práctica se amplían notablemente las áreas a las que se pueden dedicar los policías que pasan a segunda actividad (a partir de los 55 años o con 25 años de servicio), de tal forma que tendrán mayor presencia en la calle, como apoyo a sus compañeros. Por ejemplo, en la vigilancia y control de la venta ambulante, de licencias de obras, servicios de precinto y otros.

Además, se ha negociado la modificación de jornadas y el sistema de libranzas, tanto de vacaciones como de asuntos propios, para hacerlo más «racional», según la concejala.

A cambio de todo ello, habrá una compensación económica. El modelo se sustenta –si llega a aprobarse– en tres ejercicios presupuestarios. «El ayuntamiento –señaló Luján– se va a ir comprometiendo en función de la disponibilidad presupuestaria». De esta forma, en la primera parte del acuerdo el ayuntamiento asume la cuantía obligada por la sentencia citada y la hace extensiva al resto de la plantilla. La cantidad varía en función de la categoría. Para los agentes, que son la mayoría, son 129 euros del complemento específico, que se empezaría a aplicar en julio.

La pretensión del equipo de gobierno era llevar al pleno de la corporación municipal del próximo lunes la aprobación de este plan operativo, pero a la vista de lo ocurrido con CSI-F, no puede hacerlo y ahora se está estudiando el procedimiento legal para poder culminar este proceso, pues Luján considera que ya «se ha agotado toda posibilidad de negociación», dado que parte de las reinvindicaciones del sindicato (que pide mejoras para otros colectivos) condicionan el presupuesto municipal y se tendrían que discutir en otra mesa de negociación, no en la referida exclusivamente a la policía local. La concejala apuntó además que CSI-F, al justificar su voto en contra, no hace mención a ningún contenido concreto del documento que se estaba votando.