CONFLICTO LABORAL MÉRIDA: Los sindicatos de la Policía Local rechazan cubrir eventos por decreto

37

SPPME anuncia que llevará la orden municipal al juzgado mientras el alcalde emeritense afirma que cumple con la legalidad

El conflicto entre el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Mérida y la Policía Local llega a los juzgados. El Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (SPPME) presentará una denuncia contra el decreto municipal que cita a 30 agentes a trabajar como servicio extraordinario para cubrir la media maratón que se celebrará el próximo 4 de marzo.

http://www.hoy.es/v/20120223/merida/sindicatos-policia-local-rechazan-20120223.html

Juan Francisco Jiménez, de SPPME, señala que el decreto ya está en manos de un abogado y que hoy o mañana se presentará una denuncia. Entre otras cuestiones, alega que incumple el acuerdo marco del Ayuntamiento, en el que, según afirma, se indica que no se puede obligar a un funcionario a cubrir un determinado servicio.
Jiménez critica que el Gobierno local recurra a la figura del decreto para exigir la presencia de la Policía Local. «Todo lo que se impone por orden es volver a épocas anteriores», afirma. Además, señala que no se haya especificado cómo se abonarán las horas que se realicen el próximo día 4, si en días libres o en la nómina.
El responsable de SPPME considera que el Consistorio emeritense está cayendo en una contradicción, ya que por un lado elimina el complemento de especial dedicación para ahorrar dinero a las arcas municipales y por otro recurre a citar a los agentes para que realicen horas extraordinarias.
Juan Luis Lancho, de CC. OO., también muestra su rechazo al decreto. En su caso, espera que sea notificado al sindicato para estudiarlo y analizar si se puede solicitar su anulación antes de que se dispute la media maratón. Si no da tiempo, se haría después de la prueba.
Lancho recalca que no se puede convocar a los agentes por decreto, ya que no se trata de un servicio extraordinario (como un accidente o un incendio), sino de un evento conocido y previsto, que lleva varios años celebrándose en Mérida.
También pone en duda la forma en que se abonarán estas horas, ya que si se trata de una gratificación no cotizará de la misma forma que si se tratara de un complemento incluido en el sueldo ordinario. También apunta que la especial dedicación está reconocida en la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y que otros municipios extremeños tienen, de una forma u otra, un suplemento para reconocer esta responsabilidad de la Policía Local.
Asimismo, el delegado sindical de CC. OO. señala que la Inspección de Trabajo ya apuntó hace varios años que el Ayuntamiento no puede recurrir a estas medidas para citar a los trabajadores.
Dentro de la ley
Por su parte, el alcalde de Mérida, Pedro Acedo, asegura que el decreto de Alcaldía en el que cita a 30 agentes para la media maratón del 4 de marzo «no contiene ni una sola ilegalidad y persigue exclusivamente que se cumpla la ley».
El primer edil emeritense afirma que el decreto «es el instrumento del que hacen uso las distintas administraciones públicas cuando hay un servicio extraordinario que llevar a cabo». También recalca que el Gobierno local no ha prohibido hacer horas extras, sino defiende un «uso racional y no abusivo de las mismas». Con ese objetivo, el decreto pretende que se ejecuten los servicios extraordinarios previstos y que, como explica el alcalde, «serán abonados como corresponde». Para ello, según ha podido saber Hoy, ya se ha dado orden de una reserva de crédito para pagar este trabajo.
En cuanto al expediente abierto a nueve agentes que el pasado domingo no acudieron a trabajar porque estaban enfermos, el alcalde emeritense recalca que esta medida se ha tomado «con el máximo respeto, pero con mano firme por el cariz extraordinario de los hechos, ya que es inadmisible que de una sección de once agentes se hayan ausentado de su jornada laboral nada más y nada menos que nueve agentes, y que se sepa en Mérida no hay noticias de ninguna epidemia».
Sin embargo, para los representantes sindicales no era necesario tomar esta medida, ya que en todo momento los agentes deben justificar sus bajas, por lo que estiman que lo único que ha conseguido el equipo de Gobierno es dañar la imagen de la Policía Local.
A pesar de los desencuentros, Acedo ofrece diálogo, pero añade que «hay cuestiones que no admiten discusión, como el hecho de que la Policía debe cumplir su horario semanal de 37 horas y media y no cobrar extras por servicios que no hacen, como ha venido ocurriendo impunemente hasta ahora».
Los sindicatos consultados por este diario señalan que han solicitado una reunión con el alcalde de Mérida para tratar de dar salida al conflicto con la Policía Local. Sin embargo, aseguran que aún no han recibido una respuesta.