EL SINDICATO PROFESIONAL DE POLICÍAS LOCALES DE CASTILLA LA MANCHA DENUNCIA QUE TODO APUNTA QUE EL AYUNTAMIENTO DE ALOVERA (GU) ESTÁ DETRÁS DEL ESPIONAJE AL AGENTE DE POLICÍA LOCAL Y PONE EL ASUNTO EN MANOS DE SUS SERVICIOS JURÍDICOS, POR UNA POSIBLE VULNERACIÓN DEL DERECHO FUNDAMENTAL A LA INTIMIDAD PERSONAL Y ACOSO LABORAL

62

 

https://drive.google.com/file/d/0B4mV5cnP-2GlZnJQeG1JM1FTZG8/view

http://www.guadaque.com/provincia-guadaque/item/23305-quien-espiaba-al-policia-era-el-propio-ayuntamiento-de-alovera.html

http://www.abc.es/espana/castilla-la-mancha/abci-ayuntamiento-guadalajara-contrata-detective-privado-para-espiar-policia-local-201512151838_noticia.html

http://www.guadalajaradiario.es/provincia/14216-alovera-contrato-a-detective-para-investigar-la-baja-de-un-policia-local.html

http://www.lacronica.net/escandalo-politico-si-se-confirma-que-el-ayuntamiento-de-alovera-mando-65709.htm

El Sindicato Profesional de Policías Locales de Castilla-La Mancha por medio de la presente informa que los Servicios Jurídicos del SPL C-LM se han hecho cargo del asunto de espionaje a un Agente de la Policía Local de Alovera, y todo apunta que es el Ayuntamiento de Alovera el que está detrás de la contratación del detective privado que puso un dispositivo de seguimiento GPS en el vehículo particular del agente.

 

Este hecho intolerable es otro atropello más de los derechos, en este caso fundamental a la intimidad del agente, y forma parte de una serie de medidas de acoso que en general están sufriendo los miembros de la plantilla de la Policía Local de Alovera desde hace meses.

 

El agente policial que está en situación de Incapacidad Temporal pasa todos sus controles por parte de los servicios médicos e incluso de forma semanal por parte de la Mutua del Ayuntamiento, sin incidencia o duda alguna, por lo que la contratación de un detective privado por parte del Ayuntamiento resulta injustificado y desproporcionado, pero el hecho de haber utilizado un sistema de seguimiento GPS conculca claramente el derecho fundamental a la intimidad personal y familiar recogido en el art. 18.1 de la Constitución Española y la Ley Orgánica 1/1982, intromisión ilegítima con el fin de conocer a lo largo del día y la noche, el lugar donde se encuentra el trabajador a través de la posición de su vehículo, los lugares que visita, etc… en contra de su voluntad.

 

Los Tribunales de Justicia ya han determinado que estos medios no respetan el principio de proporcionalidad, pues resulta totalmente innecesario atendiendo al objetivo perseguido y no justifica un medio tan invasor de la vida privada.

 

También se solicitará al Ayuntamiento las responsabilidades que se puedan derivar por utilizar recursos económicos públicos en esta actividad fuera de los cauces legales, y que se den las explicaciones oportunas de la persona que tomó la decisión y firmó el contrato para la utilización del Detective Privado, así como si otros empleados públicos han sido o están siendo espiados, ya que también podríamos estar ante una discriminación y persecución particularmente hacia el agente, que coincide en el tiempo con decisiones judiciales en contra del Ayuntamiento y del Jefe de la Policía Local ante denuncias por acoso laboral injustificado del agente.

 

Apuntar que hace unos meses el agente presentó una denuncia judicial contra la actuación del Jefe de la Policía Local, donde con utilización de información manifiestamente contraria a la veracidad dio lugar a una actuación cautelar de la Guardia Civil para la retirada del arma particular del agente, medida que levantó de forma inmediata la GC al conocer los datos reales, y hace unos días fue comunicada por el juzgado actuaciones judiciales hacia el Jefe de la Policía Local.

 

El Ayuntamiento de Alovera ya ha sido condenado en varias ocasiones por vulnerar los derechos laborales de los agentes policiales, y desde hace meses se respira un clima laboral insoportable, con medidas abusivas y fuera de lugar, imperado una situación de miedo donde los agentes temen futuras represalias ante las denuncias de los atropellos laborales. Se suspendió el calendario laboral de forma unilateral por el Ayuntamiento, se dejaron sin efectos vacaciones y días propios concedidos, lo que imposibilita a los agentes conciliar su vida laboral y familiar, y hasta se les impide que mantengan contacto alguno con los miembros de la corporación, ante la amenaza de ser expedientados.

 

La situación es insostenible y está creando una situación profesional que repercute de forma inevitable en la prestación del servicio a los ciudadanos, además de afectar personalmente a los agentes que se encuentran en estado de ansiedad y estrés laboral límite desde hace meses.

 

Solicitando a los responsables políticos del Ayuntamiento que de forma urgente tomen las medidas oportunas y cesen las acciones de acoso hacia el colectivo de la Policía Local, anunciando que ante la inmovilidad por parte del Ayuntamiento por resolver esta situación de  conflicto laboral, desde el Sindicato y los Servicios Jurídicos del SPL C-LM se están estudiando todas estas acciones y se llevarán a cabo las acciones legales oportunas, todo ello independientemente de las responsabilidades administrativas y/o penales que se pudieran derivar de los responsables de cualquier acción u omisión contraria a derecho.