Conflicto Laboral Benidorm: Los Policías Locales Renuncian a Todos los Complementos de Productividad.

37

La Policía dejará de cubrir eventos y fiestas

Los agentes rechazan la contraoferta de Navarro después de hacerle dar marcha atrás.

Ni conciertos, ni competiciones deportivas, ni fiestas. La Policía Local de Benidorm dio ayer un paso adelante en el conflicto que mantiene con el gobierno local de la ciudad y acordó dejar de cubrir los servicios extraordinarios que hasta ahora prestaban a través de la bolsa para poder atender los grandes eventos que se desarrollan en espacios públicos y que ascienden a unos 2.100 servicios al año. La decisión, acordada por unanimidad en asamblea, se produce después de que el alcalde Agustín Navarro presentara a los sindicatos una contraoferta para intentar apaciguar los ánimos de la plantilla policial, después de anunciar la retirada del cien por cien del complemento por asistencia que perciben los agentes para reducir el gasto público. Ayer, tras la presión ejercida por el colectivo en las últimas semanas y consciente del déficit de agentes en la plantilla de la Policía -necesitada, al menos, de unos 40 nuevos agentes para poder atender las necesidades reales de la ciudad-, Navarro ofreció a los sindicatos mantener el 50% de este plus, lo que en números se traduciría en unos 150 euros mensuales, pero ni con esas logró que la plantilla de la Policía Local estuviera dispuesta a ceder.

Benidorm rebajará en 150 euros el complemento que percibe la Policía Local

Alcance de la propuesta
La propuesta del alcalde estaba acompañada de una serie de medidas que afectarían a la gran mayoría de los funcionarios del Ayuntamiento. Y todas ellas, con los complementos como telón de fondo. En concreto, además de rebajar un 50% el plus de la Policía Local, el ejecutivo de Navarro ha acordado reducir otras retribuciones extraordinarias que perciben unos 600 de los 860 trabajadores municipales con plaza de funcionario y que hasta ahora suponían un gasto de 2,3 millones al año para las arcas públicas. La contraoferta del alcalde pasa por rebajar estas pagas y no por retirarlas en su totalidad como inicialmente habían anunciado. Aunque en distinta cuantía.
Primero, se retirarán la totalidad de pluses que percibían funcionarios por tareas que ahora efectivamente ya no realizan pero por las cuales sí continúan cobrando, según expuso ayer el primer edil a los representantes de las cinco centrales sindicales. Por otro lado, los funcionarios que hasta ahora cobraran un plus superior a 500 euros mensuales -entre ellos, por ejemplo, el secretario, el interventor o el tesorero municipal- verán reducida la cuantía del mismo hasta los 426 euros, cantidad en la que está fijada el subsidio por desempleo. En tercer lugar, los empleados que perciben pluses de menos de 500 euros, la mayoría según el gobierno local, sufrirán una rebaja del 15%, la misma cuantía que el último pleno acordó rebajar a los sueldos de concejales. Con todo ello el gobierno local pretende ahorrar un millón de euros al año, de los cuales 421.587,12 corresponderían a la rebaja del 50% del complemento que cobran los agentes de la Policía Local por no faltar ni un solo día a su puesto de trabajo.

«Agravio comparativo»
La propuesta del primer edil, no obstante, fue acogida por los agentes de la Policía Local con «indignación». Fuentes de este cuerpo consideraron que el gobierno local estaría realizando un «agravio comparativo» entre este colectivo y el resto de trabajadores del Ayuntamiento, a los que se les rebajan los complementos en menor medida cuando, a juicio de los policías, los demás funcionarios siguen manteniendo sus días de libranza y otros derechos estipulados por convenio a los que los agentes deberán renunciar para seguir cobrando los 150 euros mensuales en los que ahora quedará fijado su complemento.

De ahí que decidieran dar un paso adelante en las acciones de presión iniciadas contra el ejecutivo de Navarro. Entre ellas, la que mayor repercusión tendrá sobre la actividad normal de la ciudad será la renuncia a atender los servicios extraordinarios de la bolsa, con la que la Jefatura de la Policía tiraba hasta ahora de agentes para cubrir numerosas situaciones -cortar las calles para un maratón o cualquier pasacalles, procesión o acto festero, controlar la seguridad de un festival de música como el Low Cost, etc.- y por la que los policías venían percibiendo unos 290 euros mensuales, según fuentes del gobierno local, que matizaron que el montante total de la bolsa asciende a 589.636,12 euros anuales. Ahora, estos acontecimientos deberán cubrirse con agentes que en cada momento estén de servicio, pese a que ellos comporte dejar de atender otras labores de calle.

La segunda de las decisiones acordada ayer por la Policía Local será la de renunciar, también, a los 150 euros que el alcalde les ofreció como plus de asistencia, algo que también restará agentes de la vía pública ya que abre la puerta a que un policía pueda coger días de asuntos propios, bajas, etc., sin tener que buscar un sustituto para que cubra su puesto, como ocurría hasta ahora. Como ejemplo, sólo en las primeras semanas de mayo, cuando el alcalde anunció la retirada de los complementos, 123 servicios de la Policía se quedaron sin cubrir por este motivo, según indicaron fuentes municipales días atrás.

El presidente de la Junta de Personal, Francisco Ángel González, del sindicato SPPLB, dijo ayer que las medidas acordadas ayer por los agentes y las cinco centrales sindicales permitirán a las arcas públicas «un ahorro de 15 millones de euros, el triple de lo que pretendía rebajar el alcalde recortándonos un 50% el complemento», lo que calificó como un «esfuerzo sin precedentes de la Policía Local» en beneficio de la economía municipal. González también destacó que, pese a la renuncia de los agentes a realizar estos servicios, la Policía Local «garantiza todos los servicios que contemplan los diferentes sistemas de trabajo por un cómputo de 37,5 horas semanales» y agregó que «también se garantiza la asistencia con carácter voluntario de la totalidad de la plantilla en casos y situaciones graves o de emergencia».

Piden la dimisión de dos ediles y el jefe de prensa
El presidente de la Junta de Personal del Ayuntamiento de Benidorm señaló que mañana miércoles trasladarán formalmente al alcalde la decisión adoptada ayer por los agentes en la asamblea. Asimismo, avanzó que durante la misma el colectivo de la Policía Local acordó pedir la dimisión de los concejales de Seguridad Ciudadana y Personal, Conrado Hernández y Natalia Guijarro, así como la del jefe de prensa municipal, Jorge Fauró. El colectivo considera que desde el gobierno local se ha intentado utilizar a este cuerpo con «fines políticos».