Sucesos: Muere un motorista con una moto robada perseguido por la policía al saltarse un semáforo.

36

Ni el conductor ni su acompañante llevaban casco y fueron embestidos por un coche que circulaba normalmente. La moto, de gran cilindrada, había sido robada.

Un robo y una huida de la Policía que acabó en tragedia. Un joven de 28 años de edad, identificado cuyas iniciales son A.F.B., falleció en la mañana de ayer tras saltarse un semáforo en rojo y ser embestido por un vehículo que circulaba de manera correcta por su vía. El joven, que iba acompañado por una mujer de 21 años, había robado horas antes la motocicleta de gran cilindrada que conducía. Fue un patrullero de la Policía Local quien, al percatarse de que ninguno de los dos ocupantes de la moto llevaba puesto el casco reglamentario, le dio el alto. Entonces, el motorista se dio a la fuga y se inició una persecución por el entorno de las Tres Mil Viviendas, que acabó con el joven saltándose el semáforo en rojo y con el violento choque con el vehículo, un Renault Megane color burdeos, que circulaba por su vía.

Fuentes municipales informaron de que el suceso tuvo lugar sobre las 11:15. A esa hora un patrullero de la Policía Local que circulaba por la Avenida de la Paz observó que los ocupantes de una moto de gran cilindrada, una Yamaha 600, circulaban sin llevar el casco, por lo que procedieron a darle el alto. Los jóvenes, un hombre y una mujer, hicieron caso omiso a las indicaciones de los agentes y se dieron a la fuga. Comenzó entonces una persecución que tuvo su triste final en el cruce entre la Ronda de la Oliva y la calle Luis Ortiz Muñoz. El conductor de la moto decició saltarse el semáforo en rojo, colisionando violentamente contra un coche. La moto chocó contra la zona delantera izquierda del Renault Megane. Tanto el coche como la motocicleta sufrieron daños muy importantes. En el momento de la colisión, el patrullero circulaba a más de 200 metros de distancia de la motocicleta.

Tras el suceso, el joven fue trasladado en estado muy grave al Hospital Virgen del Rocío, aunque finalmente no se pudo hacer nada por salvar su vida. La acompañante, una joven de 21 años de edad identificada como R.D.S., sufrió sendas fracturas en un tobillo y en un brazo.

Fuentes municipales confirmaron a este periódico que la motocicleta en la que viajaban tanto la víctima como su acompañante había sido robada esta misma mañana. Las mismas fuentes señalaron que el joven tenía antecedentes policiales.