EL TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA UNIÓN EUROPEA (TJUE) DECLARA CONTRARIO A DERECHO LOS TOPES DE EDAD PARA ACCEDER A LOS CUERPOS DE SEGURIDAD

65

CURIA

 

ACCEDE A LA SENTENCIA:  http://curia.europa.eu/juris/document/document.jsf?text=&docid=159557&pageIndex=0&doclang=ES&mode=req&dir=&occ=first&part=1&cid=541234

Los cuerpos de policía local europeos no podrán fijar límites de edad entre los requisitos de acceso. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha fallado este jueves que los topes de edad para acceder a los cuerpos de policía local contravienen la legislación europea. La justicia europea basa su sentencia en la directiva de igualdad de trato en el empleo, que prohíbe cualquier discriminación basada “directa o indirectamente” en la edad del trabajador.

La sentencia del TJUE responde a una consulta de un tribunal de Oviedo que dudaba sobre el encaje de la ley del Principado de Asturias —que fija un límite de edad de 30 años para acceder a cualquier cuerpo de policía municipal— y la normativa comunitaria y da la razón a un ciudadano asturiano que impugnó la legalidad de este tope de edad al considerar que vulneraba el derecho fundamental de acceso igualitario. En su solicitud esta persona alegaba que siete comunidades autónomas españolas evitan fijar límite alguno, el País Vasco lo sitúa en 35 años y Galicia y la Comunidad Valenciana, en 36 años.

El Tribunal de Luxemburgo reconoce que algunas atribuciones de los agentes municipales pueden requerir unas determinadas capacidades físicas, pero subraya que no están “directamente vinculadas” a la edad del candidato al puesto. “Nada permite afirmar que el objetivo legítimo de garantizar el buen funcionamiento del cuerpo de agentes de la policía local exija mantener una determinada estructura de edad en su seno”, añade en la sentencia. La justicia europea también refrenda la opinión del juez español que considera que las pruebas físicas —“exigentes y eliminatorias”— que deben superar los candidatos son criba suficiente para alcanzar el objetivo de que los policías tengan la condición necesaria para el desarrollo de su profesión. Y lo hacen, a su entender, de un modo “menos restrictivo” que la imposición de un límite de edad.