CONFLICTO LABORAL TOLEDO La policía local y los agentes de movilidad no aceptan los servicios mínimos

61

No hubo acuerdo en la mesa de negociación entre los representantes de los agentes de movilidad y la policía local y el Ayuntamiento de Toledo, representado por el concejal de Seguridad Ciudadana, Rafael Perezagua, que hoy mantuvieron una reunión para negociar los servicios mínimos que los agentes de movilidad de la ciudad de Toledo realizarán el próximo fin de semana ante la huelga que hay convocada.

http://eldiadigital.es/not/45605/la_policia_local_y_los_agentes_de_movilidad_no_aceptan_los_servicios_minimos/

 

Según informaban a El Día de Toledo fuentes del Sindicato Mayoritario de los Agentes de Movilidad y Policía Local «no se ha llegado a ningún acuerdo porque era una barbaridad la propuesta que habían realizado desde el Ayuntamiento». En este sentido explicaban que se obligaban a trabajar a agentes de movilidad el próximo fin de semana cuando nunca trabajan estos días, «modificando por tanto los turnos de trabajo».

Asimismo según indicaron se está intentando dividir a los policías y a los agentes de movilidad,  para que no haya unión entre los trabajadores, algo que no se ha conseguido y están dispuestos a ir a por todas . Ayer por la tarde estaba previsto que el Ayuntamiento aprobara el decreto de los servicios mínimos, que ya avisaban los agentes de movilidad y la policía local no van a cumplir.

Asimismo está previsto que mañana  haya otra reunión de la mesa de negociación para intentar acercar posturas y tienden la mano al Ayuntamiento para intentar llegar a un acuerdo.

Por otro lado desde el Sindicato Mayoritario de los Agentes de Movilidad y Policía Local se quiere dejar claro que el motivo por el que se va a la huelga no son las 37,5 horas que tienen que trabajar, sino que el motivo principal es el “ incumplimiento de la legislación que regula nuestras condiciones laborales”.

En este sentido recordaban  que “se han negado los derechos de conciliación que reconoce la ley y planes municipales para sus empleados”, y también se “han negado el disfrute de sus días libres alegando incumplimiento de unos servicios mínimos que han modificado siempre a su antojo”.

Estas modificaciones provocaron  que a estos trabajadores “se les han colocado en turnos anuales distintos a los que se pedían sin escuchar que otras opciones le serían menos desfavorables.

Por otra parte, según denunciaban los sindicatos, se han firmado compromisos de cambios de nivel que no han cumplido; se han  denegado la asistencia a cursos de formación.
Por otra parte, se han impuesto modificaciones de las condiciones laborales en mesas de negociación “y meses después han cambiado lo que impusieron en las mesas esta vez sin ni tan siquiera cumplir el requisito legal de negociar”.

“Además, tal y como indicaban a El Día, hay trabajadores que les han cambiado cuatro veces su cuadrante en menos de un año”, afirman.

Estos son algunos motivos, según explican desde el Sindicato, que han llevado a estos profesionales a la huelga y a las movilizaciones, y “que no se reducen a las 37,5 horas como se ha querido vender”.