Conflicto Laboral Benidorm: Investigará el Asalto de los Policías Locales al Ayuntamiento.

75

La investigación podría traducirse en expedientes de suspensión de empleo y sueldo para los responsables.

EFE El gobierno municipal de Benidorm abrirá una investigación para depurar responsabilidades por el «asalto» al Ayuntamiento ocurrido ayer durante una protesta de agentes de la Policía Local por los recortes de las productividades.

Fuentes municipales han manifestado que esa investigación podría traducirse en expedientes de suspensión de empleo y sueldo para los responsables.

La respuesta del gobierno municipal llega después de que ayer medio centenar de policías locales trasladaran sus protestas al interior del Ayuntamiento y se desplazaran hasta las dependencias del gabinete de prensa, donde varios agentes golpearon la puerta del jefe de prensa municipal, ausente en ese momento, y le dejaran varios mensajes escritos en un papel, entre ellos uno que decía «te encontraremos».

Los hechos se produjeron después de que a finales del pasado mes de abril aparecieran en la red social Twitter varios mensajes «ofensivos» y que «atacan la honorabilidad» de la Policía Local y que el colectivo atribuye -aunque sin nombrarlo- al jefe de prensa del Ayuntamiento, Jorge Fauró.

Los concejales de Seguridad Ciudadana y Personal, Conrado Hernández y Natalia Guijarrro, han lamentado hoy que «una manifestación que tenía que ser modélica» acabase en una «algarada» por la «irresponsabilidad» de «unos pocos».

También han resaltado que, con la investigación, se quiere identificar a los responsables de los hechos, «caiga quién caiga».


El Ayuntamiento abre una investigación para depurar responsabilidades por el asalto de medio centenar de Policías Locales a dependencias municipales

Hernández ha indicado que «no se puede consentir» que hechos como los registrados ayer «queden impunes», al igual que no se pueden tolerar «amenazas», «amedrentamientos», «la búsqueda de personas», «los gritos» o «cualquier otra cosa que quebrante el normal funcionamiento del Ayuntamiento».

Ante los periodistas, el edil ha señalado que tanto el gobierno como el alcalde, Agustín Navarro, están «orgullosos» del cuerpo de la Policía Local, pero no de «unos pocos» que, con actuaciones como la de ayer, «manchan el buen nombre» de este colectivo y empañan la «reivindicación legítima» de los alrededor de 150 agentes que momentos antes se concentraron en la plaza del ayuntamiento.

«Reivindicaciones, todas; libertad sindical, por supuesto; pero amenazas y algaradas, ninguna», ha sentenciado Hernández.

La edil de Personal, por su parte, ha afirmado que «algunos representantes sindicales» de la Policía Local «perdieron ayer el respeto a los trabajadores del Ayuntamiento», al amedrentar a «compañeros» funcionarios y al ir «buscando» a empleados municipales.

Según Guijarro, los agentes que «asaltaron» el Ayuntamiento «se creyeron ser ciudadanos de primera», haciendo «algo que el resto no tiene derecho» a hacer.

La edil ha explicado que si cualquier ciudadano hubiera golpeado las puertas de un despacho municipal o hubiera intentado acceder a él mientras profería «gritos», «insultos» o «amenazas», hubiera sido desalojado y detenido por la Policía Local.

Guijarro ha dicho que se iba a permitir a los agentes «concentrarse» ante el Ayuntamiento, «aunque no tuvieran permiso de la Subdelegación del Gobierno», si bien ha puntualizado que, tras lo ocurrido ayer, «si quieren volver a concentrarse, será con un permiso por delante», cumpliendo «la ley como el resto de ciudadanos».

Por otro lado, ha detallado que los recortes previstos por el gobierno local no son una reducción salarial, sino la retirada de una productividad «a cambio de devolverles unos derechos que vendieron hace unos años a golpe de talonario».

A preguntas de los periodistas, Guijarro y Hernández han opinado que no creen que la oposición esté detrás de las protestas y actuaciones de la Policía Local.

Desde el grupo municipal liberales han censurado lo sucedido ayer porque «no se puede consentir en un Estado de Derecho» y han mostrado su «convencimiento» de que los protagonistas de esos hechos «no representan a la Policía Local».

Además, han reprobado «los comentarios vertidos en una red social» contra el colectivo, si bien éstos no justifican «las amenazas» lanzadas ayer por unos cuantos agentes.

También los senadores Agustín Almodóbar (PP) y Encarna Llinares (PSOE) han rechazado los hechos a través de la radio municipal, según han señalado el Ayuntamiento en un comunicado.