LA POLICÍA LOCAL DE PUERTOLLANO SE SIENTE ENGAÑADA Y ESTAFADA POR LA ALCALDESA AL VOTAR EN CONTRA DE LA MESA SECTORIAL

66

pitada3

http://www.miciudadreal.es/2014/10/29/la-policia-local-de-puertollano-se-siente-estafada-y-enganada-por-el-equipo-de-gobierno-al-que-recrimina-que-votara-en-contra-de-la-mesa-policial/

http://www.lacomarcadepuertollano.com/diario/noticia/2014_10_29/12

El colectivo de la Policía Local de Puertollano ha remitido un comunicado a los medios en el que denuncia la “palabrería política” de un equipo de Gobierno ante el que los agentes se sienten “estafados y engañados”. Según los policías, el pasado viernes, durante la reunión de la Mesa General de Negociación, el Ayuntamiento votó en contra de la creación de la mesa sectorial policial que reclaman los policías como instrumento para atender forma dinámica y eficaz sus necesidades laborales.

En su nota, los policías recriminan a la alcaldesa que les “engañara”, ya que, aseguran, a pesar de sus promesas iniciales, el Ayuntamiento votó en contra de la mesa policial “atribuyéndose la totalidad de la decisión de la parte política, sin representación de la oposición, con lo que con un solo voto daría al traste cualquier posibilidad de acuerdo, incluso en el caso de que toda la parte sindical estuviera de acuerdo”.

Reproducimos en su integridad la nota remitida por los policías:

El pasado viernes se celebró la reunión donde se trató la posible creación de la Mesa Sectorial, siendo el resultado final que no se formalizó la Mesa porque el Ayuntamiento de Puertollano votó en contra, esgrimiendo las distantes posiciones de las secciones sindicales, la falta de consenso, y la ruptura de la paz social por la imposición de los sindicatos.

A juicio de los agentes policiales, los argumentos del Ayuntamiento constituyen palabrería política con el fin de esquivar la realidad, ya que la realidad es que el sentimiento del colectivo es de ENGAÑO Y ESTAFA por el conjunto de actuaciones del Ayuntamiento de Puertollano, con su alcaldesa a la cabeza.

Para motivar lo anteriormente expuesto:

PRIMERO:

La primera estrategia empleada por el Ayuntamiento fue la ruptura del DIÁLOGO SOCIAL al convocar una reunión, con el único espíritu, a nuestro juicio, de evitar a los representantes legales de los trabajadores, estrategia que le falló a la administración, ya que de los 85 convocados, por decisión de éstos, únicamente acudieron los seis representantes, mostrando así la unión del colectivo y el respaldo pleno a sus delegados sindicales.

SEGUNDO:

Los policías locales que se reunieron en asamblea el pasado 11 de septiembre NOS SENTIMOS ENGAÑADOS, ya que en reunión oficial del 24 de septiembre, la alcaldesa nos dijo que estaba a favor de la mesa sectorial siempre y cuando se cumplieran dos requisitos: que las mesas sectoriales fueran legales y que existiera acuerdo entre los sindicatos (nunca mencionó que ese acuerdo tuviera que ser por unanimidad), por lo que al llegar el día de la reunión y no cumplir con lo prometido nuestro sentimiento es de engaño. La parte sindical democráticamente votó a favor de la mesa sectorial, siendo el resultado que SÍ por mayoría simple.

TERCERO:

El Ayuntamiento denominó el resultado de la votación como “imposición”. Es decir, a un acto democrático le cambio su sentido mediante la PALABRERÍA POLITICA. En la reunión la administración VOTÓ EN CONTRA amparándose en la ruptura de la paz social y las imposiciones, lo que constituye una actuación parcial y arbitraria de la administración, ya que en otros acuerdos no ha existido consenso entre sindicatos y se han aprobado numerosos acuerdos. Para una materias el Ayuntamiento impone la unanimidad y para otras no, por lo que entendemos que el talante de dialogo del Ayuntamiento es nulo.

Apuntar además, que la composición de la Mesa de Negociación no se ajusta a la legalidad, ya que en este caso es sólo la parte del Equipo de Gobierno, sin ningún otro representante de otros grupos políticos de la oposición que conforman la Corporación Municipal, la que se atribuye la totalidad de la decisión de la parte política, con lo que con un solo voto daría al traste cualquier posibilidad de acuerdo, incluso en el caso de que toda la parte sindical estuviera de acuerdo.

El compendio de estas actitudes desembocan finalmente en todo lo contrario que predica el Ayuntamiento, y es el inicio de un conflicto laboral en lugar de la paz social. Por ello próximamente se anunciarán las medidas a tomar para el desbloqueo de la situación y aclarar los presuntos engaños.

Solo se pretende que se puedan tratar con la seriedad que se merecen las condiciones específicas del cuerpo de Policía Local, en cuanto a sus horarios, distribución de jornada laboral y otras situaciones que se diferencian claramente de las condiciones laborales generales del resto de empleados públicos del Ayuntamiento, tal y como reconoce el propio Estatuto Básico del Empleado Público en su art. 34.4:

“4. Dependiendo de las Mesas Generales de Negociación y por acuerdo de las mismas podrán constituirse Mesas Sectoriales, en atención a las condiciones específicas de trabajo de las organizaciones administrativas afectadas o a las peculiaridades de sectores concretos de funcionarios públicos y a su número.”

Esta decisión, en ningún caso rompe el diálogo, ni la paz social.