Conflicto Villarrubia de los Ojos

116

EL SINDICATO PROFESIONAL DE POLICÍAS LOCALES DE CASTILLA-LA MANCHA, SPL C-LM, DENUNCIA PÚBLICAMENTE QUE EL ALCALDE DE LA POBLACIÓN CIUDAREALEñA DE VILLARUBIA DE LOS OJOS, DEJA EN CUADRO AL CUERPO DE LA POLICÍA LOCAL DE DICHA LOCALIDAD.

El Alcalde de Villarubia de los Ojos, Fernando GARCÍA SANTOS, expedienta a cinco agentes, y como medida cautelar, ha suspendido de empleo y sueldo a cuatro de ellos (el otro esta de baja laboral)medidasque desde este Sindicato Profesional, entendemos totalmentedesproporcionadas y arbitrarias, que no se ajustan lo más mínimo a Derecho. 

Sin ni siquiera haber sido designado instructor del procedimiento administrativo que decidan la continuidad de las incoaciones de cada uno de los expedientes o el sobreseimiento de los mismos, el Sr. Alcalde mediante Resolución firmada por él mismo, ha adoptado este tipo de medidas, demostrando así un talante prepotente y dictatorial. 

De la totalidad de la actual plantilla policial de Villarubia de los Ojos, formada por 13 efectivos (1 Subinspector-Jefe (que no se encuentra dentro del turno rotativo operativo); 2 oficiales (uno de ellos expedientado y suspendido de empleo y sueldo); y 9 policías, más 1 que actualmente se encuentra en prácticas y que aún no se ha incorporado, al encontrarse actualmente en la Academia Regional en Toledo el Curso de Formación Básica.); 5 de ellos están o han estado recientemente expedientados (uno de estos ya se ha reincorporado recientemente al servicio, tras haber cumplido 5 meses de suspensión de empleo y sueldo).  

Este Sindicato Profesional considera que una población con un censo superior a los 10.000 habitantes, con una población flotante real cercana a los 13.000 habitantes, tenga un servicio de seguridad integrado por cinco efectivos (1 oficial y 4 policías, más el subinspector-jefe que no realiza turnos rotativos operativos) en plena Semana Santa, para cubrir las 24 horas del día, con uno de los ratios más bajos de todo el país, un ratio inferior al 0.4 policías por cada mil habitantes, cuando el ratio recomendable, es el comprendido entre 1.5 y 2 agentes por cada mil habitantes; encontrando por el contrario turnos con un solo agente, obligándoles a realizar servicios extraordinarios al resto, ¡a los que aún no ha echado!, como él mismo se vanagloria en decir entre su circulo de aclitos. Seguramente, lo que no dice es que deberá de pagar de las arcas municipales las horas extras del exceso de jornada del resto de los agentes. 

Denunciar también que incluso al policía en prácticas se le obligó esta Semana Santa a realizar 35 horas, muchas más de las 10 que como prácticas tenía que haber realizado según la programación del Curso de Formación Básica que está realizando, llegando a prestar servicio algunas de ellas solo, situación totalmente irresponsable por parte de quien dio dicha orden y lo consintió, ya que dicho agente en su condición de policía en prácticas no porta armas y las prácticas debería de haberlas realizado estando siempre acompañado de algún otro policía de los existentes en el Cuerpo. 

El Alcalde bajo una irresponsabilidad manifiesta, en vez de hacer un esfuerzo por incrementar el número de recursos humanos del que dispone actualmente la plantilla del Cuerpo de Policía Local en dicha población, para conseguir llegar a los porcentajes óptimos señalados, lo que supondría un incremento de efectivos de entre 7 y 13 agentes más respectivamente, con un, entendemos claro y manifiesto abuso de Autoridad HA CASTIGADO A LOS CIUDADANOS DE SU PUEBLO, así como a los propios policías, con esta improcedente actitud por las medidas adoptadas ordenando la inmediata suspensión de empleo y sueldo de 4 de sus policías, dejando el Servicio de Seguridad Municipal en una clara situación de precariedad poniendo en peligro tanto la integridad del resto de los agentes como la de los propios vecinos. 

Este clima de relaciones interpersonales enrarecido se inició hace ahora algo ya algunos años, coincidiendo con la creación de la plaza de Subinspector-Jefe, por Concurso-Oposición Libre, donde nada más incorporarse éste a su actual puesto para desempeñar la Jefatura del Cuerpo, procedente de la escala de policía, todo ha sido un plantel de amenazas continuas hacía los integrantes del resto de la plantilla ante la más mínima, comenzando a utilizarse con asiduidad, la palabra ¡EXPEDIENTE DISCIPLINARIO!, amenazas que han debido y tenido que soportar la inmensa mayoría de la plantilla desde entonces, cuando lo único que trataban era de demostrar su profesionalidad, amenazas que han culminado últimamente, por parte del  Sr. Alcalde, sin saber muy bien por qué, a ejecutar sus intenciones con una clara y palpable persecución dirigida hacía la mayoría de los integrantes de la plantilla. 

Que desde este Sindicato Profesional no se entiende que la máxima Autoridad Municipal haya reiterado en plan amenazante a la mayoría de los integrantes del Cuerpo de Policía Local frases como: ¡DE AQUÍ AL FINAL DE LA LEGISLATURA OS VOY A ECHAR AL PUEBLO ENCIMA!, ¡QUIERO QUE SEPÁIS QUE HE ORDENADO QUE OS VIGILEN TODO EL TIEMPO, PORQUE TENGO GENTE QUE LO HACE CUANDO ESTÁIS DE SERVICIO COMO CUANDO NO!; entendemos que el Sr. Alcalde ha confundido la misión que tiene encomendada por los ciudadanos de este pueblo para que dirija el Gobierno Municipal, con una clara e inequívoca desviación de poder, más propio de tiempos feudales. 

Con la errónea creencia de que el Ayuntamiento es su cortijo, este hombre, ha sembrado dolor donde debería de haber sembrado entusiasmo. La desmotivación está haciendo mella a toda la plantilla y especialmente en los agentes expedientados y suspendidos de empleo y sueldo que lo están pasando francamente muy mal, ya que detrás de cada uno de los compañeros afectados por la aplicación de un poder mal entendido, hay una familia, amigos y vecinos de los afectados que no entienden por qué esta sinrazón del máximo responsable municipal. 

El acoso a los miembros de la Policía Local también lo sufren a nivel retributivo, con una Valoración de Puestos de Trabajo totalmente desvirtuada y que no se ajusta a las valoraciones realizadas en otros lugares, aún a pesar de haber sido realizada por la prestigiosa empresa de D. Ramón Rodríguez Viñals, hechos que se vienen a sumar a una larga lista de despropósitos del Sr. Alcalde. 

 

Ya el Ayuntamiento ha sido condenado Judicialmente por Sentencia Firme (Sentencia Nº 58/2006 del Juzgado Contencioso Administrativo nº 1 de los de Ciudad Real), en la que llega a calificar la actuación del Sr. Alcalde como de ABUSO Y DESVIACIÓN DE PODER, por reducir arbitrariamente las retribuciones de los agentes policiales que tuvieron que iniciar un procedimiento judicial que finalmente les dio la razón, obligando al Ayuntamiento a devolverles las cantidades reducidas injustamente de sus nóminas, con intereses de demora. 

Nos cuentan algunos ciudadanos de la población, que tienen dificultades para distinguir la ubicación  del despacho del Sr. Alcalde ya que por las mañanas se le puede encontrar en el Bar Transilvania y por las tardes en el Bar Casa Mercedes, donde, al parecer, se cuece la política municipal, dando un claro ejemplo de la seriedad de su acción gobernante. Podíamos continuar citando y detallando un sinfín de barbaridades y tropelías en las que, al parecer, está implicado este Sr., y que la mayoría de ciudadanos tiene conocimiento,  tales como el asunto de la Corrida de Toros de la  Beneficiencia del año 2005 de Ciudad Real, siendo éste Diputado de Asuntos Taurinos de la Diputación Provincial; podríamos hablar del turbio asunto, a espera de Sentencia Judicial, por defectos de construcción de una promoción de V.P.O. en Albacete viéndose afectadas 22 familias de trabajador@s en las que está implicada una de las empresas que tiene alguna relación con este Sr.; o de cuando intento implantar un sistema de productividades en el propio Cuerpo de la Policía Local en función de las multas que pusiese cada agente; o de la persecución y humillación que sufre el jardinero municipal por parte del mismo Alcalde. 

Desde todo el colectivo de la Policía Local y especialmente desde el Sindicato Profesional de Policías Locales de Castilla-La Mancha arroparemos y defenderemos a los compañeros de esta población hasta el final, en esta sinrazón, habiendo iniciado ya los recursos administrativos y judiciales pertinentes por parte de nuestros servicios jurídicos,  habiendo puesta en conocimiento de la Fiscalía de determinados hechos por si el primer edil hubiese podido haber infringido algún precepto legal con éste, entendemos, abuso de autoridad y de poder, y solo pedimos y solicitamos que todo vuelva a la normalidad lo antes posible, esperando impacientemente que los Tribunales hagan Justicia cuanto antes. 

Actualmente se está valorando organizar una movilización masiva del Colectivo policial para convocar una gran manifestación en Villarrubia de los Ojos si esto no llega cuanto antes a su fin, solicitando la reincorporación inmediata al servicio de los compañeros suspendidos de empleo y sueldo, y que los expedientes se resuelvan dentro de los cauces legales administrativos. 

Posiblemente el Sr. García Santos saldrá a la palestra y dirá mil y una excusas para justificar lo injustificable, nosotros lo único que le pedimos es un poco de responsabilidad y sensatez, que entendemos debe de ostentar un cargo público como el que ocupa y no prive ni un día más a sus vecinos de tener un Servicio de Seguridad como el que entendemos que se merecen.