LOS SINDICATOS RECHAZAN LA PROPUESTA DE JORNADA Y HORARIOS DE LA ADMINISTRACIÓN

27

Lex Nova

http://www.lexdiario.es/noticias/184994/los-sindicatos-rechazan-la-propuesta-de-jornada-y-horarios-de-la-administracion

Todas los sindicatos con representación en la Mesa General de Negociación de la Administración General del Estado (AGE) mostraron su rechazo, en la reunión del 26 de diciembre, a la propuesta del Gobierno de una nueva instrucción de jornada y horariosque, pese a las incorporaciones de algunos aspectos de la parte social, mantiene un carácter de ensañamiento sobre los empleados públicos.

La Mesa General de Negociación de la Administración General del Estado (MGNAGE) se reunió la tarde del 26 de diciembre para tratar la propuesta de la Administración de una nueva instrucción de jornada y horarios, remitida a los sindicatos el día de Nochebuena, sin tiempo alguno para estudiar su contenido. Previamente se habían celebraron varias sesiones de un grupo de trabajo en las que la Administración no presentó ninguna propuesta concreta, limitándose a «invitar a las organizaciones sindicales a hacer propuestas…» en relación con las novedades normativas que la Ley 2/2012, de Presupuestos Generales, y el Real Decreto-ley 20/2012 han provocado en los empleados públicos.

Desde el primer momento, CCOO planteó que no aceptaría ninguna nueva medida que empeorase más aún las condiciones de trabajo, ni en el cómputo de la jornada de trabajo, ni en las medidas sobre conciliación de la vida personal y laboral, ni tampoco en el sistema vigente de vacaciones anuales y días de asuntos particulares, ya recortados en su número por el RD Ley 20/2012. Para CCOO, el proceso desarrollado no puede considerarse una verdadera negociación porque la Administración, hasta el día 24, no había presentado una propuesta concreta y completa sobre las modificaciones que pretende imponer en el régimen de jornada y horarios; y difícilmente se puede debatir sobre un borrador de instrucción que se filtró por los ministerios durante el mes de julio y que ni los propios autores reconocen como propio.

De la propuesta presentada el día de Nochebuena por la Administración, CCOO deduce que el Gobierno del PP vuelve a ensañarse en los empleados públicos como si sus condiciones de trabajo o su propia existencia tuvieran alguna responsabilidad en la crisis económica, o las medidas propuestas vayan a servir para aliviar o reducir el déficit público del Estado. Esta propuesta contempla que:

– La jornada de trabajo anual pasa de 1.647 a 1.664 horas anuales (con un rocambolesco sistema de cálculo que contempla 28 años).

– Los subsecretarios de los ministerios o las autoridades competentes en personal del resto de organismos tienen las competencias sobre la apertura y cierre de los centros de trabajo, sin que sea obligatoria la negociación con los representantes de los trabajadores. Esto permite empeorar las condiciones del horario flexible únicamente con reducir la banda de apertura y cierre de los centros de trabajo.

– El uso y disfrute de las medidas de conciliación, que fueron negociadas con los sindicatos en el Plan Concilia en 2005, es condicionado al marco de las necesidades del servicio, lo que otorga un poder que hasta ahora no tenían a los gestores de Recursos Humanos para negarlas cuando les venga en gana.- Respecto a las vacaciones, al Gobierno no le ha parecido suficiente la supresión de los días adicionales por antigüedad (que también fueron fruto de un acuerdo con los sindicatos en 2002) e introduce la obligación de que al menos la mitad de los 22 días hábiles han de disfrutarse en el periodo comprendido entre el 15 de junio y el 15 de septiembre.

– De los permisos para la formación, se mantienen aquellos basados en el desarrollo profesional, pero eliminan la posibilidad de permisos relacionados con el desarrollo personal.

– Se endurecen los mecanismos para la deducción proporcional de haberes cuando la jornada no se haya realizado en su totalidad. En las sesiones de trabajo mantenidas entre los días 17 y 21 de diciembre, la Administración fue rectificando algunos de los aspectos que estaban en el borrador filtrado de julio: así se mantienen los 30 minutos de desayuno, se mantiene la banda horaria de parte fija y flexible existente, se ha eliminado que las 37,5 horas semanales sea el mínimo y ahora se pone jornada ordinaria, también se elimina la referencia a 40 horas y algunos otros aspectos.

Durante la reunión del 26 de diciembre, ante la negativa unánime de CCOO y el resto desindicatos a suscribir o avalar de alguna forma la propuesta de instrucción, laAdministración modificó algunos (no muchos) de los aspectos que la parte social había señalado en las sesiones previas:

a) En la jornada continuada de mañana y tarde, se reduce de 1 hora a media hora la interrupción para la comida que no computa como de trabajo efectivo.

b) En la flexibilidad horaria por conciliación, se extiende la posibilidad de reducción de la parte fija hasta 2 horas, no sólo cuando se tienen hijos discapacitados sino también cuando las personas dependientes sean parientes en 1º grado por consanguinidad o afinidad (padres y/o suegros).

c) En vacaciones anuales, aumentan de 2 a 5 el número de días que pueden disfrutarse por unidades o bloques inferiores a 5 días. La petición de la parte social era que la totalidad de las vacaciones pudieran disfrutarse voluntariamente por días sueltos e incluso adicionarse a los 3 días de asuntos particulares.d) Por último, la concesión de 1 día adicional cuando uno de los 10 festivos nacionales caigan en sábado. Esto no se ampliaría cuando en el año haya más de un festivo. No se concederían tampoco cuando la fiesta la fije la comunidad autónoma o sea local.

Pese a que estas últimas incorporaciones son valoradas positivamente por todos los sindicatos, la propuesta de la Administración sigue teniendo un carácter de ensañamiento sobre los empleados públicos ya que mantiene los aspectos más negativos señalados anteriormente. En conclusión, todos los sindicatos dijeron no a la nueva instrucción de jornada y horarios.